Ventiladores para cultivo interior

Ventiladores

El ventilador es uno de los protagonistas a la hora de cultivar marihuana en interior. Su función es repartir el aire fresco entre todas las plantas del armario para que quede totalmente homogéneo a la vez que disipa el calor de los focos y evitar bolsas de aire viciado, o estancado en la zona de cultivo. Las bolsas de aire viciado pueden echar a perder toda la cosecha por culpa de enfermedades la humedad y otras enfermedades relacionadas. Además, la fuerza del aire endurece los troncos y las ramas preparando a las plantas para aguantar los cogollos.

Las plantas absorben todo el CO2 del entorno en tan solo un minuto, por ello necesitan una intracción continua (o en climas poco cálidos hacerlo en sesiones de 15 minutos encendido/apagado) para recobrar el oxígeno y, una extracción de CO2 a su vez para que éstas puedan nutrirse, tanto del aire como del abono (completando todas las fases del ciclo), además el aire reforzará la planta, para más adelante aguantar los cogollos pesados (y resinosos).

Este proceso se realiza con la ayuda de los ventiladores de cultivo cuyo poder de movimiento hace que fluya la corriente por todo el volumen del habitáculo, creando una zona de confort, donde por la noche pueda respirar y por el día pueda hacer la fotosíntesis, complementando de esta forma, la potencia de los extractores (procurando no sobrepasar los 26ºC).

Los ventiladores en el cultivo de interior hacen los tallos duros. 

¿Cómo se coloca un ventilador en el cultivo de interior?

En el cultivo de marihuana se agradece que el ventilador disponga de más de una velocidad. Normalmente se colocan un poco por encima de la canopia de las plantas enfocando al centro del armario de cultivo. A veces es necesario tener funcionando más de un ventilador para repartir homogéneamente el aire. Se debe llevar un control de la potencia, puesto que hay que vigilar que nunca se dobleguen en exceso los tallos en el cultivo de marihuana, y un exceso de aire puede producir síntomas similares a las carencias de nutrientes (fosfato de potasio) y además puede deshidratar hasta la muerte todo tipo de plantas.

¿Qué ventilador debo elegir para mi cultivo de marihuana?

A continuación, enumeramos las clases de ventiladores que puedes comprar y su utilidad.

Ventilador de Pinza

El clásico ventilador utiliza como soporte una pinza que puede agarrarse a una mesa o a los pilares de un armario de cultivo de interior como Dark box, Cultibox, etc. No ocupa espacio. A no ser que sea un espacio reducido y se ponga de forma estratégica serán necesarios más de uno para abarcar el cultivo, ya que no suelen girar ni suelen tener más de dos velocidades. En Tecnocultivo Grow Shop tenemos varios modelos de ventilador con pinza fija u oscilante. 

Ventilador de Pie

Son los típicos ventiladores de salón que oscilan y de esta forma abarcan más espacio dejando respirar las plantas entre cada rotación, también son útiles a una adecuada lejanía y altura para las plantas, puesto que normalmente el control varía entre tres potencias y es posible repartir mejor el aire sin agobiar a éstas. Son algo menos prácticas, porque necesitan estar estacionadas en el suelo y pueden robar algún hueco valioso del cultivo de interior.

Ventilador de pared con mando a distancia.

Muy recomendado por sus prestaciones, dado que un ventilador que no ocupa metros cuadrados y que no necesitas tener accesible para modularlo, es precisamente lo que se requiere para tener bien cuidado el armario o habitación de la plantación, además, se puede cambiar fácilmente la opción de oscilación con su mando a distancia, evitando cualquier accidente o la obligación de apartar las macetas para tener todo bajo control tan solo fijándose bien con dos tornillos en una superficie estable.

Ventilador Frontal rotatorio.

Otra opción es este pequeño ventilador con posibilidad de oscilar o airear siempre hacía la misma dirección. Los contras serían que no tiene opción rotativa ni es posible ajustar su altura, sumando que reduciría algo de espacio en el cultivo de interior, aunque menos que el de pie. Es el modelo menos utilizado para cultivo indoor.

Ventilador Multi-Fan Turbo.

Un ventilador muy útil con características adecuadas para fijarlo de la misma manera que el de pared con mando a distancia, solo que se puede cambiar la dirección del cabezal de forma que ventile hacia arriba o hacia abajo según convenga en la infraestructura del cultivo de interior. Una de sus mejores características es que es muy silencioso, algo que se echa en falta cuando pretendes montar una plantación discreta en casa. Otra de las características es que les hace competencia a los ventiladores de pinza, porque uno hará el trabajo de dos.

Ventilador Industrial de Suelo.

Similar al anterior solo que mucho más resistente, con muchas más revoluciones para elegir entre una gama de tres dimensiones y consumos respectivos por cada uno, totalmente adaptables al tamaño y necesidades del cultivo de interior con posibilidad de sujeción en techos o laterales del armario, o simplemente en el suelo, además también tiene tres modalidades para elegir la potencia.

Los mejores ventiladores para el cultivo

Cyclone es una de las mejores marcas de ventiladores profesionales, tanto por sus dimensiones, potencia, durabilidad y fiabilidad. No es casualidad que esta marca se haya convertido en un referente, los continuos feedback que nos llegan son todos positivos y en las pruebas realizadas siempre salen muy beneficiados respecto a otras marcas. Si buscas un ventilador grande potente y fiable Cyclone es tu marca.

Ventilador de pinza Highpro
Sin stock
Ventilador de pinza HighPro para cultivo de interior. Dos velocidades y rotación de la parrilla frontal para una mejor distribución de aire. Incluye soporte de pinza y soporte para tubos de armario de cultivo de 3cm.